Haz kéfir de agua auténtico en casa

El kéfir de agua es una bebida fermentada hecha con agua y azúcar (1). El kéfir de agua es una fuente de probióticos y es muy fácil de hacer. Es ligeramente dulce, y tiene un poco de sabor a levadura, dependiendo de cómo se haya preparado. Esta bebida contiene una pequeña cantidad de alcohol (hasta 2%). Durante la fermentación se forma dióxido de carbono. El kéfir de agua es una fuente de bacterias beneficiosas y contiene diferentes vitaminas y ácido fólico.

agua de kéfir
kéfir de agua

En inglés y otros idiomas, el kéfir de agua se conoce también como tibicos, tibi o cristales de agua japonesa. El agua de kéfir se hace con granos de kéfir de agua ; unos pequeños gránulos transparentes con aspecto gelatinoso formados por diferentes bacterias y levaduras. La bebida fermentada en sí puede ser comprada en algunos supermercados embotellada en botellas de cristal. Con gránulos de kéfir puedes hacer tu propia bebida infinitamente, siempre y cuando trates los gránulos con cuidado, los cuales pueden ser comprados en la web de nuestra tienda Kefirshop.

Si no puedes tomar lácteos, entonces el kéfir de agua es una bebida probiótica sin lactosa perfecta. También hay otros productos probióticos que no contienen lácteos, como la kombucha y el chucrut. El kéfir de agua es muy diferente a la kombucha y no se pueden comparar, teniendo el agua de kéfir diferentes bacterias y levaduras, diferentes nutrientes, muchos beneficios terapéuticos y un sabor completamente diferente.

Puedes hacer kéfir de agua utilizando diferentes frutas, agua de coco y diferentes tipos de azúcar. Al final, eres tú quien decide qué sabor quieres lograr, y recomiendo a todo el mundo experimentar un poco (2). Una vez hayas hecho el agua de kéfir, puedes añadirle más sabores. Incluso puedes seguir fermentando en una botella la bebida obtenida y añadirle otros condimentos. La bebida fermentada resultante es mejor guardarla en la nevera.

Puedes beber kéfir de agua en cualquier momento del día. Si nunca has consumido este producto, es mejor empezar con sólo un vaso al día, incrementando la cantidad poco a poco, escuchando lo que el cuerpo te diga, ya que cada cuerpo es diferente. El kéfir de agua es un probiótico muy fuerte.

1. La mejor opción es utilizar azúcar panela orgánico; pero también se puede utilizar azúcar blanco, jarabe de agave, jarabe de arce y azúcar de palma. También puedes experimentar con otros edulcorantes naturales.

2. Lo mejor es experimentar con gránulos de sobra. Si quieres reservar unos cuantos gránulos de kéfir, los puedes guardar durante un tiempo corto en agua y azúcar en la nevera. Si los quieres guardar durante un tiempo más largo, puedes secarlos encima de un trozo de papel de hornear y, cuando estén secos, los puedes guardar en un sitio fresco y seco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.